La necesidad de privilegiar en la creación literaria la contemplación de lo trascendente fue la inspiración para concebir una nueva estética y una organización que le sirviera de órgano para integrar a los escritores con sensibilidad espiritual. Esa organización es el Ateneo Insular y esa estética es el Interiorismo.

Para luchar contra el vacío espiritual derivado de la falta de ideales, para motorizar un proyecto trascendente de vida y creación, y para auspiciar un horizonte intelectual y estético renovador y trascendente surgió la Poética Interior con el fin de motivar la contemplación hacia el pozo profundo de la interioridad de las cosas, criaturas y fenómenos en atención a que en el interior del ser, del hombre y las cosas encontramos su esencia, sus valores profundos, lo que realmente importa y permanece y que podemos descubrir mediante el lenguaje del yo profundo o inquirir el sentido de lo que acontece o ponderar la búsqueda de lo Absoluto. Si en efecto somos un microcosmos, todo el esplendor del Universo subyace en el interior del hombre, razón por la cual desde Sócrates se nos dice que debemos conocernos a nosotros mismos. Todos los escritores pueden hablar de interioridad, pero varía la connotación según la estética. Para el escritor romántico es la intimidad del corazón con sus sentimientos entrañables; para el escritor surrealista es la realidad de sueños y delirios; y para el escritor interiorista es el alma con sus efluvios espirituales y trascendentes.

Acerca del autor


Bruno Rosario CandelierNació en Moca el 6 de octubre de 1941. Filólogo, ensayista, crítico literario, narrador, educador y promotor literario. Es licenciado en educación por la Universidad Católica Madre y Maestra y doctor en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Preside la Academia Dominicana de la Lengua y es miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.