LA CREACIÓN METAFÍSICA DE QUIBIAN CASTILLO

 

A Natalia Guzmán,
Luminoso primor de lo viviente.

 

“Hay una voz,
un susurro tan lejano,
tan constante”.

(Quibian Castillo, Estallido de la carne)

   Quibian Castillo vino al mundo signado por la vocación metafísica de lo viviente. Creador de poesía y ficción, asume la palabra para hacer de sus intuiciones y vivencias el cauce de una visión metafísica, estética y simbólica (1).

   El joven poeta de Villa Tapia, idílico y bucólico escenario ubicado en el centro del triángulo de la fertilidad de la campiña cibaeña, cultiva una lírica trascendente que da la talla de su dotación poética, que asume con la convicción del excelso don que capta y expresa una visión profunda de la realidad, canalizada con encanto y sentido.

   Inspirado en vivencias entrañables, la poesía de Quibian Castillo nace de su cópula infinita con la realidad estética y su vínculo entrañable con la realidad metafísica, fueros de su honda creatividad lírica y simbólica. Y tiene su creación la singular cualidad del arte, impregnado de la onda consustanciada con la dimensión que cautiva los sentidos y subyuga la conciencia. Al leer la poesía de este creador interiorista, podemos apreciar que este nuevo valor de las letras dominicanas se sumerge en el pozo de su conciencia para asumir la energía espiritual del Numen de lo viviente. Poseedor de una voz procedente de la cantera infinita, que recrea con la convicción y la certeza del dotado de las musas, en los poemas de Estallido de la carne el poeta entra con voz propia al reino de la poesía y se solaza con la frescura y la hondura metafísica y simbólica del genuino creador que sabe atisbar el lenguaje del yo profundo con el más elevado atributo de la lírica metafísica en pos del cerco del secreto, por lo cual el poeta escucha voces y gemidos de una extraña ladera que apela su sensibilidad y cautiva su mente:

 

PRESENTACIÓN DEL

 DICCIONARIO DEL ESPAÑOL DOMINICANO
 EN LA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE LA VEGA

Palabras de Rafael Hernández Figueroa

   En el coloquio que iniciamos en este mismo momento, se nos ha conferido el gran honor de presentarles a ustedes este instrumento de la cultura dominicana, producto de un esfuerzo de cinco años de labor continua de un equipo de especialistas de la Academia Dominicana de la Lengua. Se trata del primer producto formal en un diccionario sobre el uso de la lengua española en la República Dominicana auspiciado desde la Academia Dominicana de la Lengua con el apoyo de la Fundación Guzmán Ariza Pro Academia Dominicana de la Lengua.

   Ya una serie de estudiosos habían realizado aportes valiosos en este mismo sentido, pero nunca se había llegado al nivel de extensión, rigor y profundidad que hoy exhibimos aquí. En los años 40’s del pasado siglo XX, el académico de la lengua Manuel A. Patín Maceo, con la aprobación de la Academia, publicó su obra Dominicanismos, que podría tomarse como el antecedente de este Diccionario del español dominicano. Más tarde, Emilio Rodríguez Demorizi, en su obra lingüística Del vocabulario dominicano, recogió los significados de muchos vocablos, o sea, hizo un estudio priorizando lo semántico de una serie de términos y expresiones criollas, pero sin los estudios gramaticales y lexicográficos correspondientes, ni ninguno de los enfoques y recursos técnico-lingüísticos aplicados en el DED.

   Un diccionario se define generalmente como la reunión por orden alfabético de las palabras de un idioma o de una ciencia. Se trata, de un estudio del léxico o vocabulario de una lengua; pero de igual forma estudia las voces, los modismos y giros utilizados por un escritor. Es un auténtico banco de datos.

   Hay diccionarios especializados, es decir, manuales prácticos, tales como diccionarios de sinónimos y antónimos, de dudas e incorrecciones del idioma, etimológicos, de la lengua, entre otros, según su función y uso. También los hay generales, tesauros, de autoridades, enciclopédicos, de ciencias, etimológicos y de modismos, entre otros.

LA LÍRICA INTERIOR DE FARAH HALLAL
La veta psicológica de una poesía metafísica

 Por Bruno Rosario Candelier

A Milady González
 que supo torear su sueño de niña.


Bajo cayenas que perfuman el viento,
un dolor muy hondo muda a la garganta.
(Farah Hallal)

 

   Farah Hallal es un brote primoroso de las letras dominicanas. Autora de cuentos y poemas, vino al mundo en el pueblo de Salcedo, signada por la gracia lírica de la sensibilidad estética y el aliento trascendente de la apelación metafísica (1).

   La poesía de Farah Hallal permite, a quien sabe desentrañar el sentido del costado secreto escondido en el sagrado recinto de su privacidad, acceder al significado que los arquetipos del inconsciente revelan mediante imágenes y símbolos. Desde luego, que hemos de saber interpretar la índole de esa privacidad. No hay cosa más entrañable que la privacidad personal y quienes la valoramos, sabemos apreciar ese fuero interior de la conciencia.

   Estoy convencido de que Farah Hallal vino al mundo con el don de los escritores y de que está llamada a realizar una grandiosa obra que le dará lustre a nuestras letras y honra al Interiorismo. Tiene la agraciada poeta de Salcedo dones hermosos que son para un fin enaltecedor.

LA SENSIBILIDAD CÓSMICA
EN LA LÍRICA DE PABLO NERUDA

 Por Bruno Rosario Candelier

 

Sensibilidad poética y sentido cósmico

 

Pablo Neruda (Chile, 1904-1973) es el creador hispanoamericano que dotó a la expresión poética, con su visión de la vida y su sensibilidad empática, de un profundo sentido cósmico impregnado a sus temas 'elementales', eróticos y sociales, al tiempo que plasmó en su poesía, con sus diversos registros, la entonación melancólica y el aliento festivo, articulado al lirismo de su aliento entrañable, como se puede apreciar en Crepusculario, Veinte poemas de amor, Residencia en la tierra, Canto general, Odas elementales o Todo el amor, entre otros. 

 

El oficio de poetizar, que dominó el talento creador de Pablo Neruda, concentró las tres grandes apelaciones de este inmenso poeta de América: la pasión estética, que concitó su inclinación por la belleza sensorial; la pasión erótica, que desplegó su inclinación sensual hacia el amor y las delicias de la vida; y la pasión cósmica, que potenció la fuerza germinante de su expresión vital. Esas tres facetas esenciales de su cautivante lírica contienen el sentido cósmico en su ardiente y luminosa creatividad.

FUNDAMENTOS DE LA NOVELÍSTICA
DE MANUEL SALVADOR GAUTIER

Por Bruno Rosario Candelier

 

“No dejes que la mediocridad limite tu horizonte, sobreponte a todas
las sinrazones a las que te quieran someter, lucha por tu porvenir
y atiende al clamor de la patria, tienes el talento para conseguirlo”.

(M. S. G.)

 

La fuerza inspiradora de una ficción

El título de esta disertación, “Fundamentos de la creación novelística de Manuel Salvador Gautier”, es un tanto ambicioso y espero aproximarme a la sustancia de sus motivos y obsesiones de manera que nos permitan conocer y apreciar, en su esencia literaria, la obra narrativa de nuestro novelista y académico. Los buenos novelistas, y Gautier lo es, además de una cosmovisión y un fundamento conceptual, tienen especiales apelaciones y determinadas motivaciones para escribir su ficción.

Acerca del autor


Bruno Rosario CandelierNació en Moca el 6 de octubre de 1941. Filólogo, ensayista, crítico literario, narrador, educador y promotor literario. Es licenciado en educación por la Universidad Católica Madre y Maestra y doctor en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Preside la Academia Dominicana de la Lengua y es miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.