SEMBLANZA LITERARIA DE CARLOS FUENTES
FUNDAMENTO DE UNA TRAYECTORIA NOVELÍSTICA

Por Bruno Rosario Candelier

 

   Carlos Fuentes es una gloria de México y un orgullo de América. Invitado de honor de la XIII Feria Internacional del Libro, de Santo Domingo 2010, su presencia honró la ciudad primada de América por la valía de su aporte literario y la categoría de su pensamiento y su sensibilidad espiritual y estética.

   Con motivo de la celebración de sus 80 años de vida y los 50 de su primera novela La región más transparente, fundadora de la novela hispanoamericana contemporánea, la Academia Mexicana de la Lengua, de la que el escritor mexicano es Miembro de Honor, propuso un homenaje internacional al destacado hombre de letras, en virtud del sentido de su obra para la historia de la literatura mexicana y la literatura española. Todas las Academias avalaron esa propuesta en atención a los muchos méritos lingüísticos y literarios del ilustre novelista mexicano.

   Justamente, para subrayar la significación de la obra de Carlos Fuentes, el Director de la Academia Mexicana de la Lengua, Dr. José Moreno de Alba, en una misiva a los Directores de Academias, consignó que “si La región más transparente es importante para la literatura española, lo es más para la historia de la literatura española, en particular, para la escrita en México, tanto por su novedad estructural y complejidad estilística, cuanto por el genial retrato de una multifacética sociedad metropolitana de mediados de la pasada centuria, como es la ciudad de México” (1).

 

IMAGEN ARQUETÍPICA Y PROTOIDIOMA
EN LA LÍRICA METAFÍSICA DE NOÉ ZAYAS

 

A Ramón Antonio Jiménez,

 

Navegante del espacio brumoso del Misterio.
“Desmemoriado el cuerpo se recrea en fuentes íntimas.
Corremos en el bosque siempre oscuro del río que bebemos”.
(Noé Zayas, Navegar en lo seco)

 Por Bruno Rosario Candelier

 

Me complace presentar la poesía de Noé Zayas, valioso promotor cultural y destacado creador dominicano (San Francisco de Macorís, República Dominicana, 1969) que se distingue por su ejemplar trayectoria poética inspirada en las huellas reminiscentes de la interioridad y la trascendencia.

 

Noé Zayas tiene una personalidad metafísica afín a su sensibilidad interior, condición que le ha permitido experimentar el aliento superior de la conciencia, con la huella de la sabiduría espiritual de lo viviente.

 

Revelan sus poemas una honda connotación trascendente, en atención a estos singulares atributos: 1. Tiene la formación intelectual, espiritual y estética que le permite entender la dimensión profunda de la vertiente sensorial de las cosas. 2. Posee la vertiente de la sensibilidad que le permite SENTIR EN EL ESPÍRITU la dimensión interna y esencial de fenómenos y cosas. 3. Usa la intuición metafísica para auscultar, con el lenguaje de lo profundo, el hondón y el sentido de hechos, fenómenos y cosas. 4. Comulga con el ideal de la creación poética, que plasma a través del teatro, la poesía y la narrativa, apelación que lo lleva a sentir y experimentar la emoción estética, la transfiguración cósmica y la fruición del espíritu. 5. Apelado por la Energía Interior de la Conciencia, realiza una obra que concita la realización de las altas instancias del espíritu.

 BRUNO ROSARIO CANDELIER:

 DEL LOGOS AL INTERIORISMO
 
 

Por Manuel Matos Moquete

 

A la manera de un griego antiguo, durante largos años, en Moca, su pueblo natal, Bruno Rosario Candelier ha vivido un retiro admirable y ejemplar fascinado con la lectura, la creación y la promoción de los valores más genuinos de la cultura, los cuales no son otros que los esenciales y permanentes legados de la humanidad universal. El texto El Logos en la conciencia es un ejemplo de la inclinación hacia el estudio del cuerpo de categorías de la civilización occidental, entre las cuales tienen valor paradigmático dos nociones muy caras a nuestro autor: el logos y la mística. Pero mucho antes de que centrara su obra en torno a esos tópicos, desde la década del setenta Rosario Candelier ha sido en nuestro país el orfebre de los temas clásicos en la reflexión humanística en general, y en particular en el estudio de la literatura dominicana.

 

Cabe mencionar estudios como Lo popular y lo culto en la poesía dominicana, 1977; Ensayos críticos: análisis de textos dominicanos contemporáneos, 1982; La creación mitopoética: símbolos y arquetipos en la lírica dominicana, 1985; Ensayos literarios, 1986; Tendencias de la novela dominicana, 1988; Ensayos lingüísticos, 1990; y Valores de las letras dominicanas, 1991, trabajos orientados a indagar y a replantear características, tendencias, periodos, de la literatura  dominicana.

LA CONCIENCIA DEL LENGUAJE
EN LA ENSEÑANZA DE LENGUA ESPAÑOLA

 

Por Bruno Rosario Candelier
“Llave del ser fue en un principio el Verbo;
por él se hizo todo cuanto muda”.
(Miguel de Unamuno: “La palabra”)

 A Jacqueline Cáceres,

que se regocija con la conciencia del lenguaje.

 

Factores que coadyuvan a la enseñanza de la lengua

 

El conocimiento y la valoración de la lengua tienen mucho que ver con las actitudes que, frente al sistema de signos y de reglas, tenían nuestros padres, maestros y personas de alta significación para nosotros. La experiencia personal, la lectura de libros, la formación literaria y el testimonio de intelectuales y profesores competentes, refuerza la motivación para ejercer una buena docencia, razón por la cual es pertinente despertar y potenciar la vocación por la enseñanza en las personas dedicadas a la práctica docente de la lengua española.

 

En esta jornada de reflexión sobre la docencia del español, este salón reúne a profesores de lengua española interesados en refrescar incentivos y motivaciones. El objetivo de esta convocatoria es muy explícito ya que pretendemos revivir la vocación por la docencia y el estudio de nuestra lengua de manera que podamos transmitir a nuestros estudiantes una conciencia de la lengua con el correspondiente interés por esta materia tan vital para el desarrollo de nuestras potencias intelectuales.

Equilibrio y Felicidad en Utopía

 

 

La búsqueda de la felicidad supone el encuentro con el  equilibrio. En el mundo de los cuatro elementos, es decir, el fuego, la tierra, el aire y el agua, la presencia o no de ese equilibrio podemos medirla digitalmente, en el universo espiritual, en el mapa del alma la medida del mismo es ilusoria, sentida su presencia  por un sentimiento de fuerza interior que los humanos hemos bautizado como Fe. El punto más álgido de felicidad que puede alcanzar una persona, tanto en el universo físico como en el espiritual, es que logre su sueño. Y Utopía culmina su aventura haciéndolo, logra el sueño de reunirse con Tarzán, aunque lo haya encontrado en un estado de desintegración arrancador de lágrimas, parido de dolor.

Acerca del autor


Bruno Rosario CandelierNació en Moca el 6 de octubre de 1941. Filólogo, ensayista, crítico literario, narrador, educador y promotor literario. Es licenciado en educación por la Universidad Católica Madre y Maestra y doctor en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Preside la Academia Dominicana de la Lengua y es miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.