En el año 2004, no recuerdo bien el mes, acepté la invitación de un amigo para participar en un encuentro de poetas en La Romana, bajo la coordinación de dirigentes del Ateneo Insular, con fines de propagar los principios estéticos del movimiento Interiorista. En aquel momento pasaba por un período de transición mi vida, por lo que buscaba nuevos horizontes y creí no poder encontrar mejor ambiente para auscultarlos que el recreado por autores de metáforas, dignos puentes hacia los inimaginables mundos que se esconden dentro de nuestro mundo.


Allí escuché por primera vez los planteamientos conceptuales de este movimiento literario y recibí algún material impreso donde se delineaban sus características. Cuatro años han pasado y más, tiempo en el que he asistido a diferentes encuentros donde he recopilado suficiente información como para ubicarme en una privilegiada posición que me facilita entender el verdadero concepto de dicha corriente poética.

Y he aquí que lo iniciado como una curiosidad tendente a encontrar la ruta para regresar a las veredas escritúrales que había soñado transitar cuando niño, se ha convertido en una nueva forma de vida para mí. Una nueva forma de vida que me ha hecho releer a Whitman para solazarme en la lógica trascendental y sencilla de sus palabras cuando dice:(1)

He oído lo que decían los charlatanes sobre el principio y el fin,
Pero yo no hablo del principio y del fin.
Jamás hubo otro principio que el de ahora, ni más juventud o vejez que la de ahora, ni más cielo o infierno que estos de ahora.
Instintito, instinto, instinto,
Siempre el instinto procreando al mundo.

OFELIA BERRIDO

Carta con motivo del reconocimiento

 Estimado Don Bruno:

Cuando publiqué mi  primera novela quedé conmovida por el buen recibimiento que tuvo la obra, no solo de parte de los críticos, los lectores y las librerías  sino por el afecto con que fui acogida por la comunidad de escritores dominicanos. Agradezco con toda mi alma a Juan Bosch quien, tras leerla, me motivó a concentrar mis esfuerzos en la escritura: “Deja lo que estés haciendo y dedícate a escribir”, fue su consejo. ¡Este ha sido uno de los mayores reconocimientos que he recibido! Agradezco a León David, poeta y ensayista que admiro sobremanera, al solidario periodista y poeta Aristófanes Urbaez, al gran Francisco Comarazamy, al médico y periodista Sergio Sarita y a usted, Don Bruno, por sus críticas positivas y sus reflexiones. También quiero agradecer al Listín Diario que me permitió escribir mis primeros artículos y Hoy y su revista literaria "Areíto", donde, a través de su director Nelson Marrero, he podido publicar reflexiones y estudios sobre el mundo literario y la sociedad que nos ha tocado vivir. A Mythos y Vetas, revistas dominicanas que nutren a los escritores.

JARABACOA, La Vega.- El Movimiento Interiorista fue reconocido en el marco de la celebración del VIII Festival de Poesía en la Montaña, celebrado del 27 al 29 de agosto en el Centro Salesiano Pinar Quemado de Jarabacoa.

En la octava edición de este festival, coordinado cada año por la poeta y gestora cultural Taty Hernández, el doctor Bruno Rosario Candelier, fundador del Movimiento Interiorista, recibió una placa de reconocimiento de parte de sus organizadores y un certificado del Ayuntamiento de Jarabacoa, que le fue entregado por el Consejo de Regidores de ese municipio y la alcaldesa Piedad Quezada de Domínguez, quien destacó los aportes del doctor Candelier al desarrollo cultural de la nación.

En el marco de las actividades programadas por el Movimiento Interiorista, el doctor Eduardo Gautreau de Windt, poeta y gestor cultural, presentó una semblanza y un estudio crítico In Memoriam al poeta interiorista y reconocido cultor de la negritud, Blas Jiménez. Asimismo, el doctor Rosario Candelier presentó la ponencia “La poesía metafísica de Karina Rieke”, en la que resaltó la calidad literaria de la poeta dominicana residente en New York.

 

Los valores estéticos del Movimiento Interiorista se pusieron de manifiesto en un interesante recital con la participación de Pedro José Gris, Guillermo Pérez Castillo, Argelia Aybar, Carmen Comprés Bencosme, Fari Rosario, Ramón Antonio Jiménez, Noé Zayas, Carmen Pérez Valerio, Oscar Holguín Veras Tabar, Eduardo Gautreau de Windt, Valentín Amaro, Sélvido Candelaria, Amelia Michel, entre otros.

 

También, los integrantes del Movimiento Interiorista sostuvieron un interesante conversatorio sobre la estética interiorista, dirigido por el doctor Eduardo Gautreau de Windt, con la participación de los demás integrantes del movimiento presentes en el festival, donde tuvieron la oportunidad de responder inquietudes de los presentes y dar a conocer el trabajo literario que este movimiento viene desarrollando desde su fundación en 1990.

Publicado por José Alfredo Espinal en El Caribe, Santo Domingo, 10 de septiembre de 2010.

III Congreso Internacional del Interiorismo 2010

 

CongresoInteriorismo-Foto

Santo Domingo, 22 de Octubre del 2010. Con el patrocinio de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE) se celebró el III Congreso Internacional del Interiorismo. El encuentro tuvo como propósito subrayar el aporte del interiorismo en la creación de una conciencia destinada a comprender el alcance de la literatura trascendente; así como la visión mística de lo viviente en conexión con la sabiduría espiritual y cósmica.

En la apertura del encuentro, el Dr. Bruno Rosario Candelier, fundador del Movimiento Interiorista, habló de sus fundamentos estéticos y explicó que su nombre se debe a que esta corriente procura diferenciarse de las demás tendencias que otorgan prioridad a la dimensión externa, social y experimental.

“Entendíamos que si queríamos vislumbrar el cultivo de las letras hacia otra dimensión trascendente teníamos que profundizar en el interior del ser humano y de las cosas, porque en el interior de todo lo que existe es donde está lo mejor de cada ser, criatura, fenómeno o hecho y por eso lo llamamos Interiorismo. Teníamos la necesidad de mirar hacia dentro y dirigir nuestros sentidos físicos y metafísicos hacia la interioridad de lo existente”, expresó.

El escritor explicó que lograr una escritura de carácter interiorista requiere que el autor logre generar emoción estética en el lector lo cual se alcanza con la concentración para compenetrar la sensibilidad con la realidad que le rodea.

“La vivencia espiritual y estética requiere vida interior en quien crea y en quien lea para disfrutar a plenitud el impacto que esa obra pueda generar. Ese proceso de interiorización conlleva centrar la atención de los sentidos corporales en un aspecto específico y concreto de lo real cuya bondad nos apele o nos encante”, manifestó.

Ofelia Berrido, Directora Ejecutiva del Movimiento Ateneo Insular en el país, también tomó la palabra en el acto inaugural y dijo que el congreso es una celebración en la que se conmemoran los XX años de este movimiento el cual, entiende, representa un importante aporte a la cultura nacional.

 



“El movimiento interiorista es una institución que nos ayuda a crecer y evolucionar. Es un ritual que nos hace pensar en el mito del hombre en busca del Santo Grial. Celebramos que un dominicano, Bruno Rosario Candelier, hace 20 años ha nombrado un tipo de literatura -El Interiorismo- ejercida por Cervantes, San Juan de la Cruz y Shakespeare, pero sin nombrar, sin describir, sin explicar su técnica ni su estética. Es Rosario Candelier quien nombra y quien le da vida como estética literaria: quien crea la cosmovisión que le da soporte, al igual que su estética”, dijo.

Berrido estimó que el interiorismo ha sido muy bien recibido en el país y que esto se demuestra porque en “cada pueblo existen grupos literarios o individuos que se dedican a la reflexión sobre la estética, el proceso creativo, al estudio de las obras de los grandes escritores nacionales e internacionales, al estudio de la literatura mística y la metafísica”.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Director Ejecutivo de FUNGLODE, Marco Herrera, y de Ofelia Berrido quien manifestó su satisfacción por la realización del encuentro y agradeció la participación de los presentes.

Para esta celebración de las letras dominicanas, en el congreso estuvieron presentes destacados autores y dirigentes del Movimiento Ateneo Insular en sus países de origen, entre ellos escritores procedentes de España como Teodoro Rubio, José Nicas, María José Rincón y Fausto Leonardo Henríquez; desde Puerto Rico el poeta Tulio Cordero y, desde Haití, el también poeta Gahston Saint-Fleur.

Entre los escritores dominicanos participaron Manuel Salvador Gautier, Pedro Gris, Carmen Pérez, Guillermo Pérez, Ofelia Berrido, Noe Zayas, Sélvido Candelaria, Fari Rosario, Miguel Solano, Arsenio Díaz, Angel Rivera Juliao, Henry Santos, Rafael Hernández, Melanea Rondón; Eduardo Grateau de Windt y Ramón Antonio Jiménez.

En una de las sesiones del sábado Teodoro Rubio, quien es coordinador del grupo Gerardo Diego del Ateneo Insular en Madrid, trató sobre la mística en la visión interiorista, mientras que Pedro José Gris y Ofelia Berrido, ambos miembros de la comisión intelectual dominicana, hablaron sobre la dimensión filosófica y la narrativa interiorista, respectivamente.

El III Congreso Internacional del Interiorismo, que se realizó en el auditorio de FUNGLODE fué abierto al público y mostró la actuación de los grupos literarios creados y promovidos en la República Dominicana por el Ateneo Insular y fomentar la espiritualidad en las letras para valorar el rol de las palabras, de la creatividad en los jóvenes y de la tradición literaria de los pueblos del país.

 
 
CongresoInteriorismo-Foto3
 
 
 
 
 
 
 
 
 
CongresoInteriorismo-Foto2

El pasado martes 3 de enero de este año en curso arrancó nuevamente el curso de creación literaria impartido por el Dr. Bruno Rosario Candelier en el café Filó de la biblioteca Juan Bosch de la fundación global democracia y desarrollo (FUNGLODE).

 En un ambiente cálido y ameno empezó la disertación del Dr. Candelier quien comenzó explicando el sujeto creador, el sujeto lector y la relación que se establece entre la obra y el creador o la obra y el lector y los vínculos que a veces se forman entre el autor y el lector.

A una pregunta de un participante, cómo saber que lo que escribo esta bien, contestó:

-Esta pregunta se la hacen muchas personas. En este cuestionamiento se debaten todos los escritores en su etapa inicial y es desde luego  algo natural pues cuando uno comienza no tiene pleno dominio sino que a menudo comienza tanteando y tiene dudas; no siempre existe una profunda convicción o una plena claridad en cuanto a lo que uno percibe o lo que quiere plantear y eso naturalmente es fruto a veces de falta de formación, a veces de no tener una visión clara, ciertamente todo el que escribe –cuando escribe- está motivado por algo, hay una motivación profunda sino no se escribiera.

Acerca del autor


Bruno Rosario CandelierNació en Moca el 6 de octubre de 1941. Filólogo, ensayista, crítico literario, narrador, educador y promotor literario. Es licenciado en educación por la Universidad Católica Madre y Maestra y doctor en filología hispánica por la Universidad Complutense de Madrid. Preside la Academia Dominicana de la Lengua y es miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española.

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.